Ramos de novia: elige tu modelo perfecto

10 Feb | 0

El ramo de novia tiene mucho protagonismo en una boda, ya que está presente en los momentos claves del enlace. A la hora de elegirlo, valora bien el corte y el estilo del vestido de novia. Porque muchas veces tienes una idea de ramo en la cabeza y cuándo ves un ramo totalmente diferente a lo que tu tenéis pensado te entran las dudas y toca «resetear» y volver a empezar con la búsqueda del ramo perfecto.

Rosas, calas, peonías, anémonas, fresias, tulipanes, ranúnculos… Existen numerosas flores con las que elaborar un ramo de novia, del mismo modo que hay múltiples opciones a la hora de escoger los zapatos de novia o de elegir entre las muchas invitaciones de boda. Pero tranquila: acertar en su elección no es una tarea difícil, siempre que recuerdes que el ramo debe ir acorde con el estilo de tu vestido de novia.

Cuanto más elaborado sea el traje de novia, más sencillo deberá ser el ramo y a la inversa. ¿Más consejos? Si eres de estatura baja es mejor que te decantes por los ramos de novia pequeños, mientras que si eres alta te recomendamos los más grandes.

Para ayudarte a escoger hemos hecho una recopilación de los principales tipos de ramos de novia que puedes encontrar en el mercado y te detallamos con qué vestidos de novia armonizan mejor. El objetivo: conseguir un conjunto armonioso.

Newly married couple. Wedding day. Bouquet of the bride in the hands, the groom’s embrace. Free space.

¿Qué tiene que tener una novia en cuenta para elegir su ramo?

La novia debería de tener en cuenta la estación, ya que no todas las flores están disponibles durante todo el año. Además, “debe pensar en su vestido y también en su forma de ser, si quiere un ramo más cómodo de llevar o más espectacular para las fotos”.

FORMA y TAMAÑO

¿Te gustan los ramos redondeados? ¿Los prefieres en cascada? ¿Prefieres ramos delicados, de pequeño tamaño, o grandes? Por su forma y tamaño, hay que diferenciar entre los siguientes tipos de ramos:

Bouquet: de no más de 30 cm de diámetro, forma redondeada y flores pequeñas, es perfecto para vestidos de cuerpo sencillo y falda voluminosa, como los de corte princesa.
Silvestre: desenfadado, con mucha caída y aire boho, suele realizarse con flores de temporada. Es perfecto para bodas rústicas y vestidos con tejidos ligeros, con encaje y bordados.
Asimétrico: se trata de un bouquet formado por diferentes especies de flores colocadas de manera aparentemente desordenada. Es ideal para acompañar vestidos con cuello halter o escote corazón, sencillos pero sofisticados.
Cascada: en este ramo las flores caen hacia abajo. Su composición suele ser muy vertical, perfecta para novias altas con velo.

ESTILO

¿Te inspira más un ramo suelto y salvaje o prefieres que sea ordenado y compacto? ¿Te lo imaginas como una pequeña reproducción de un campo de flores silvestres o con el estilo de una ciudad, elegante y pulcro?

Si eres una novia tradicional, elige un ramo tipo bouquet. Su forma redondeada y su tamaño lo hacen elegante y muy manejable. Además, te irán bien los colores clásicos y suaves, como el rosa nude, el melocotón o el blanco.

Si eres una novia romántica, te puede ir mejor un ramo en cascada en color nude que contraste con el color vivo de flores silvestres o con el verde de algunas hojas.

Si vas a ser una novia boho o rústica, te irá mejor un ramillete silvestre, con flores en diferentes tonalidades.

Por último, si tu boda va a ser moderna, te irá bien un ramo asimétrico, que combine flores de tallo largo con otras más pequeñas.

Leave a Comment